Huertas, viñedos, árboles y flores

La finca que rodea a la Casa-Palacio, regada por el río Cidacos, tiene doce hectáreas de extensión y en ella se encuentran diversos cultivos, entre los que destacan las huertas, el olivar, el viñedo, el espárrago y los árboles frutales. Y en nuestras piezas, con agua fresca y sol abundante, la tierra es generosa.

También tenemos un pequeño huerto de plantas aromáticas, muchas variedades de flores -silvestres y de cultivo-, vegetación y fauna de ribera, y varios árboles centenarios, entre ellos una encina de tres siglos según dejaron documentado los frailes que antaño habitaron en el Palacio.

Descárgate el plano con las especies vegetales catalogadas en nuestra finca >>

La huerta

Nos gusta trabajar nuestra huerta, porque de ella comemos nosotros y los alberguistas que se alojan en nuestras instalaciones, y en ella cultivamos las hortalizas y verduras que tocan, siguiendo la temporada: cebollas, guisantes, alcachofas, crujientes lechugas, borraja, acelga, remolacha de mesa, alubia verde, deliciosos tomates (rosas, de pera, raf), cebollas, pimientos (najeranos, de pico, italianos y tres puntas), guindillas vascas, berenjenas, pepinos, calabacines y calabazas, cardos, escarolas, achicorias, cebollas, puerros, ajos, berzas, coliflor, melones y sandías.

Y patatas, claro, que no tienen tanto glamour pero que están bien buenas; aunque no tanto como los espárragos que con esmero cultivamos.

Viñedos, olivar y árboles

En el viñedo criamos uva garnacha y uva moscatel y, en según que años, hasta elaboramos nuestro propio vino, como no podía ser de otra manera. Nuestra próxima apuesta son los olivos, que dan un aceite muy bueno. De momento son jóvenes pero pronto crecerán y podremos aumentar nuestra modesta producción.

Árboles existen unos cuantos, los hay que dan y los hay que no. Producimos manzanas, peras, membrillos, cakis, nísperos y cerezas. Y frutos secos como almendras, nueces y algunas avellanas. Y además tenemos algún roble, madroños, álamos, pinos, cipreses, olmos, una encina muy añeja y varios árbol del amor.

Flora silvestre

Por otra parte, en el soto que limita con el río podemos encontrar más de veinte variedades distintas de árboles y en toda la propiedad tenemos catalogadas más de cuarenta diferentes tipos de flores como amapolas, ojos de buey, ajonjeras, salvias, rosas muy añejas que están en Beire desde antes de que llegáramos nosotros, y pimpinelas.

Visita los álbumes de nuestras flores y árboles:

Imágenes de flores blancas, amarillas, azules, rojas.. y una selección de fotos de nuestros árboles.